UPAO

lunes, 6 de diciembre de 2010

PESQUERÍA DE UNT REALIZÓ CAMPAÑA DE LIMPIEZA DE PLAYAS EN SALAVERRY

Free Image Hosting at www.ImageShack.us
A la campaña también se sumó Capitanía de Puerto Salaverry con una decena de efectivos, que llegaron al mando del técnico de tercera AP Leonel Sánchez León. Ellos tuvieron la tarea de enterrar a más de un metro de profundidad a un cachorro de lobo marino, de más o menos 2 años de edad, que había permanecido varado.

La segunda campaña de limpieza de playas realizaron docentes de la Escuela de Pesquería de la Universidad Nacional de Trujillo junto a los alumnos del colegio Miguel Grau de Salaverry, con el apoyo de la Municipalidad Distrital de Salaverry y la Capitanía de dicho puerto. La concentración se realizó en las afueras del mismo colegio, desde donde partieron cerca de 90 estudiantes de las secciones “A” y “B” del tercer año y “A” y “B” del cuarto año de secundaria, que salieron armados de rastrillos, bolsas y portando carteles alusivos realizaron un desfile por las principales calles hasta la zona del muelle artesanal.

“Ahora que ya se acerca el verano es necesario mantener las playas limpias para atraer a los visitantes y se lleven una buena impresión”, declaró la profesora de la I.E. Ludi López Pretell.  La basura es producida por los moradores de Salaverry, pero también por personas foráneas que dejan sus empaques de diversos productos, inclusive sobre los molones. Por su parte, el jefe del Departamento de Pesquería UNT, Róger Alva Calderón declaró que en esta segunda campaña se encontró con más contaminación que en abril de este año, plásticos, papeles, aves muertas y hasta un lobo marino varado.

Informó que el aporte de la UNT fue traer 150 mascarillas y guantes, así como refrigerios para todos los participantes en la jornada de limpieza, que se espera vuelve a repetirse para preserva la salud de los bañistas que acudan este verano a Salaverry. A la campaña también se sumó Capitanía de Puerto Salaverry con una decena de efectivos, que llegaron al mando del técnico de tercera AP Leonel Sánchez León. Ellos tuvieron la tarea de enterrar a más de un metro de profundidad a un cachorro de lobo marino, de más o menos 2 años de edad, que había permanecido varado hace dos semanas.

“Este cachorro de mar muy probablemente sufrió golpes contra las rocas por el fuerte oleaje y quedó mal herido, por lo que no pudo volver a la islas Guañape y terminó por ser varado a esta orilla. Para evitar la contaminación procederemos a hacer un hoyo de más de un metro”, manifestó. Finalmente, la profesora Luz Elena Cabanillas Tejada declaró que esta jornada donde se recolectaron veintena de bolsas con desperdicios sirvió para demostrar en la práctica lo que se puede hacer por el mejoramiento del medio ambiente.