UPAO

sábado, 1 de diciembre de 2012

INICIAN ESTUDIOS PARA NUEVO COMPLEJO POLICIAL DEL VALLE CHICAMA

Free Image Hosting at www.ImageShack.us
El terreno donde se ubicará la moderna sede policial tiene seis mil 511.10 metros cuadrados cedido por la municipalidad distrital de Paiján, y se ubica en el sector Poste Blanco, adyacente al local donde actualmente funciona la División Policial de Paiján.

Para dar inicio a la elaboración del proyecto de inversión que permita la construcción del nuevo complejo policial del valle Chicama, el último fin de semana, una delegación del Ministerio del Interior realizó los trabajos de campo y, posteriormente, se reunió con las autoridades del distrito de Paiján quienes se mostraron muy comprometidos con este proyecto.

“Estamos concluyendo los trabajos de campo y la firma del acta de involucrados. Hasta el 15 de diciembre tenemos plazo para presentar el estudio de pre inversión. Posteriormente, el Ministerio del Interior  dará la viabilidad, para dar paso a la elaboración del Expediente Técnico”, señaló el arquitecto Ángel Cárdenas Lagones, consultor del Ministerio del Interior a cargo de la elaboración del perfil del proyecto.

El terreno donde se ubicará la moderna sede policial tiene seis mil 511.10 metros cuadrados cedido por la Municipalidad Distrital de Paiján, y se ubica en el sector Poste Blanco, adyacente al local donde actualmente funciona la División Policial de Paiján. Los complejos policiales básicamente han sido adaptaciones que se han ido realizando sobre infraestructura ya edificada. 
Free Image Hosting at www.ImageShack.us
“El complejo policial de Paiján será uno de los primeros a nivel nacional, especialmente diseñado de acuerdo a la normatividad. Se van a implementar los ambientes necesarios que el Nuevo Código Procesal Civil requiere para brindar un óptimo servicio”, precisó Cárdenas Lagones, quien se manifestó satisfecho del apoyo recibido de parte de las autoridades paijanenses.

Por su parte, el alcalde de Paiján, Guillermo Cáceres Sánchez, expresó su alegría ante la inminencia de la construcción del complejo policial del valle Chicama, que debe realizarse el próximo año. “Estamos viviendo momentos muy importantes en la historia de Paiján, asistimos a esta charla de sociabilización que integra a los sectores más importantes del distrito para comprometernos a dar las facilidades. 

La municipalidad cedió el terreno, hizo el levantamiento topográfico y el estudio de suelos, y seguirá apoyando en todo lo necesario”, manifestó la autoridad edil. Además del alcalde paijanense, estuvieron presentes el regidor Jean Paul León Cáceres; el Gerente Municipal de Paiján, Simón Mantilla Villar; el gobernador de Paiján, Estanley del Castillo Escuadra; la fiscal Adjunta, Martha Rosales Echevarría, la representante del Ministerio del Interior, Verita Aguirre Durand.

Asimismo, las autoridades policiales lideradas por el Jefe de la División Policial de Paiján, comandante Carlos Llanos del Río, y la gestora del proyecto y actual Secretario Técnica de Seguridad Ciudadana de Paiján, Rocío Alza Rodríguez. Este futuro complejo servirá para potenciar el accionar de la Policía Nacional. Una división policial cuenta con diversas unidades como Radio Patrulla, investigación criminal, tránsito, robo de vehículos, entre otros, en la División de Paiján sólo venimos trabajando con Radio Patrulla y la unidad de investigación criminal.

ALUMNO LIBERTEÑO DE SENATI OBTIENE MEDALLA DE PLATA EN COMPETENCIA INTERNACIONAL

Free Image Hosting at www.ImageShack.us
Esta es la segunda participación de aprendices del SENATI con un brillante desempeño en las exigentes pruebas de diez disciplinas en las que demostraron el alto grado de formación y el mismo nivel técnico de sus competidores, muchos de ellos con ventajas tecnológicas y de práctica. 

El joven liberteño Cristian Quispitongo Díaz, aprendiz de la especialidad de Torno Convencional del Servicio Nacional de Adiestramiento en Trabajo Industrial (SENATI) obtuvo la Medalla de Plata en la Competencia Internacional de Habilidades Técnicas WorldSkills Américas 2012 realizada en Sao Paulo, similar galardón obtuvo la aprendiz María Torres Castro de la especialidad de Confecciones de Prendas de Vestir, representante de la Dirección Zonal Pisco. El SENATI logró además una medalla de bronce y dos cuartos lugares entre 182 jóvenes de 19 países del continente americano.

Esta es la segunda participación de aprendices del SENATI con un brillante desempeño en las exigentes pruebas de diez disciplinas en las que demostraron el alto grado de formación y el mismo nivel técnico de sus competidores, muchos de ellos con ventajas tecnológicas y de práctica. Estas disciplinas fueron Polimecánica, Control Industrial, Mecatrónica, Tecnología Automotriz, Torno CNC, Costura, Electrónica Industrial, Soldadura, Torno Convencional y Fresado Convencional. La representación nacional estuvo conformada por once aprendices de las diferentes direcciones zonales del SENATI.
Free Image Hosting at www.ImageShack.us
La participación en la WorldSkills de las Américas permitió a los aprendices e instructores, acercarse a las nuevas tecnologías, asimilarlas y ponerlas en práctica durante la competencia, obteniendo una experiencia valiosa para su vida profesional. Igualmente les acercó al conocimiento de tecnologías estándar aplicadas en los distintos países del continente americano lo que les permitirá hacer difusión de estos conocimientos a sus demás colegas en el SENATI.

La WorldSkills es una asociación internacional sin fines de lucra que organiza competencias en Europa y América. La próxima de Europa se realizará el 2013 en Leipzig, Alemania y la de América en Bogotá el 2014. Su propósito es la transferencia de conocimientos y de tecnologías en los procesos de formación profesional que ayuden a mejorar los niveles de productividad y competitividad. Los competidores demuestran talento en la formación para el trabajo, tal como lo hicieron los aprendices del SENATI que pasaron las pruebas de habilidades técnicas y tecnológicas en las 10 especialidades en las que participaron.

CON INAUGURACIÓN DE COCINA HOSPITAL DE CHOCOPE CELEBRA SU 69 ANIVERSARIO

Free Image Hosting at www.ImageShack.us
Actualmente, el Hospital II de Chocope, tiene una población de  más de 50 mil asegurados en todo el Valle de Chicama y cuenta con 28 profesionales más, que han ingresado en la gestión actual, entre médicos especialistas, enfermeras, obstetriz, microbiólogo, biólogos, tecnólogos médicos, digitador asistencial y técnicos asistenciales.

Con la inauguración de la Cocina Central para el servicio de alimentación, totalmente remodelado el Hospital II Chocope celebra su 69 aniversario, brindando atención de salud a toda la población asegurada del Valle Chicama, lo dio a conocer el Doctor Juan Tafur Ganoza, Gerente de EsSalud La Libertad. El funcionario dijo que en este servicio era prioritario hacer un rediseño completamente moderno, estuvo funcionando por muchos años en espacios físicos totalmente deplorables y que  gracias a la gestión de la Jefe de la Administración, Lic. Delia López Gastiaburu, se ha logrado cambiar todo.

Así tenemos que se ha renovado reposteros nuevos, pisos, mayólicas, lavatorios, campana extractora, entre otros arreglos lo que permitirá brindar una mejor atención nutricional a los pacientes hospitalizados y al personal asistencial que realizan sus guardias diurnas y nocturnas. Por su parte el Dr. Jaime Bazán Cabellos, Director del Hospital II Chocope, manifestó que con la actual gestión, se ha mejorado varios ambientes y/o servicios de este centro asistencial, ya que por los años trascurridos, todo estaba deteriorado. 
Free Image Hosting at www.ImageShack.us
Informó que, se ha mejorado el ambiente de archivo de historias clínicas, la instalación de tanques de agua elevados, también se ha cambiado y modernizado todos los baños y servicios higiénicos de las áreas de consulta externa, de hospitalización y de la parte administrativa, prácticamente se ha hecho una reingeniería total, lo que permite brindar atenciones de salud con calidad, calidez y sobre todo con oportunidad a todos los pacientes que diariamente acuden a este nosocomio.

Actualmente, el Hospital II de Chocope, tiene una población de  más de 50 mil asegurados en todo el Valle de Chicama y cuenta con 28 profesionales más, que han ingresado en la gestión actual, entre médicos especialistas, enfermeras, obstetriz, microbiólogo, biólogos, tecnólogos médicos, digitador asistencial y técnicos asistenciales, por lo que no se tendrá que referir a los pacientes al hospital Víctor Lazarte Echegaray, porque se tiene la suficiente capacidad resolutiva en las atenciones médicas, agregó el Dr. Bazán Cabellos.

Finalmente, agregó que estas mejoras también han permitido que el personal que labora en este nosocomio, tanto asistencial, administrativo y otros profesionales de la salud, trabajen en mejores condiciones labores, y esto se refleja en una mejor atención a los miles de asegurados de esta zona.

BEATRIZ BOZA: “SUEÑO UN PERÚ QUE SUEÑA EN EL LARGO PLAZO”

Free Image Hosting at www.ImageShack.us
Para pensar juntos en el futuro necesitamos quitarnos las ataduras que nos impiden sumar. Tenemos que estar dispuestos a trabajar en conjunto, sectores público y privado, al interior del Estado y entre el propio sector privado, en la sociedad civil y la academia. Cada quien cumpliendo su rol. 

Dra. Beatriz Boza Dibos 
(Discurso pronunciado en CADE noviembre 2012)

Los peruanos hemos crecido en torno a una falacia: la imagen de un “mendigo sentado en un banco de oro”. Al creer que nuestros recursos naturales nos aseguraban prosperidad y desarrollo convertimos a ese “banco” en un símbolo de impotencia y subdesarrollo. El Dorado era un lugar lejano donde yacía nuestro futuro. Creíamos en encontrar tesoros materiales para hacernos ricos, cuando el tesoro estaba en nosotros mismos, en nuestra forma de ser, en nuestro empuje, coraje y espíritu. La paradoja del mendigo no se resuelve encontrando qué hacer con el banco de oro sino cambiando la actitud. Hagamos un ejercicio. Imaginemos al mendigo. ¿Cómo lo ven? 

Seguro que sentado, su cuerpo transmite resignación, la cabeza gacha, mirada al piso, sin futuro alguno. Sus manos temblorosas reflejan su falta de convicción, su temor y desconfianza. Sin porte, su figura no trasluce dignidad. Con una mano se aferra al banco sin saber qué hacer con él, mientras extiende la otra para recibir una limosna. Espera que otros resuelvan sus problemas. No tiene horizonte, no porque este no exista, sino simplemente porque no se atreve a mirarlo. No se imagina nada diferente. Y de pronto descubrimos que el mendigo no nos resulta ajeno. Es nuestra imagen reflejada en un espejo. La responsabilidad del mendigo es la responsabilidad de nosotros mismos. 

¿Quién en esta sala se hubiera imaginado, solo hace una década, el país que hoy día somos? ¿Quién se hubiera imaginado que después de concluido el gobierno del presidente Alan García estaríamos creciendo ahora, en el gobierno del presidente Ollanta Humala, en medio de una crisis internacional que ha puesto en jaque a los países desarrollados, a un ritmo promedio de seis por ciento –¡los últimos 12 años!–, con inflación baja, reduciendo la pobreza de manera sostenida, y viviendo un sentimiento de efervescencia y orgullo por nuestra peruanidad? ¿Quién podría haber anticipado todo esto hace 10 o 20 años?  

Claramente, ¡no el mendigo de la metáfora!

Pero 20 años de mantener un mismo norte no han pasado en vano. El mendigo se ha puesto de pie y ha levantado su mirada. Aunque su convicción es esquiva, al menos está dispuesto a hacer algo. Decide (o mejor dicho, decidimos) no seguir esperando sentados, con la mano extendida. Aunque con miedo y bastante desconfianza, nos hemos animado a caminar, pero no nos atrevemos a alejarnos mucho del banco. Nos quedamos en el barrio. Todavía encontrar El Dorado es nuestro sueño. Nuestro futuro depende más de la casualidad que de nuestro esfuerzo.

Pero hemos empezado a darnos cuenta que la verdadera riqueza del Perú era y es su gente: nuestra creatividad, diversidad, iniciativa, laboriosidad, la fuerza de una de las pocas culturas milenarias sobre el orbe, nuestra hospitalidad, capacidad de superación y alegría de vivir. Hemos avanzado mucho estos últimos 20 años. El Perú es otro, ha cambiado. Sin embargo, aún queda un largo camino por recorrer. Hemos roto la inercia, pero aún ella lastra parte de nuestra convicción y voluntad. Y es que podemos tener muchos logros tangibles, podremos haber encarcelado a quienes amenazaron nuestro futuro con ideologías trasnochadas.

Podemos estar creciendo económicamente, recibimos con entusiasmo a los turistas y los miramos con orgullo degustar nuestra gastronomía o piropear Machu Picchu, estamos firmando TLC y festejando nuestra peruanidad. Podemos tener todo eso, pero mientras no transformemos nuestra actitud, mientras no rompamos la conducta cortoplacista, prejuiciosa y desconfiada del mendigo, no desterraremos los flagelos que nos quitan competitividad. Y es que la pobreza del mendigo no está en sus harapos sino en su incapacidad de relacionarse con los demás. Los prejuicios del mendigo lo condenan, impidiéndole crear riqueza pues esta solo se gesta en la interacción con los demás. Es que la verdadera pobreza no radica en la miseria del vestido, sino en la miseria del espíritu. 

Hoy podemos soñar. Soñar, en este caso, no es hacerse una representación onírica de la realidad que termine siendo una irrealidad. Soñar en este caso es pensar en lo posible, en lo alcanzable, en convertirlo en esperanza y poner esfuerzo en que lo alcancemos. Por eso, sueño con que el Perú logre desterrar el flagelo de la violencia cotidiana en sus diversas formas, esa que se manifiesta a diario a través de nuestros prejuicios, nuestra intolerancia, abuso, discriminación y racismo, esa violencia contra la intimidad que aniquila a la persona porque la despoja de su autoestima y dignidad. Sueño con que la ley sea igual para todos y respetada por todos. 
Free Image Hosting at www.ImageShack.us
Tener prejuicios, sentir envidia, temor y desconfianza son sentimientos inherentes al ser humano, como lo son las necesidades de orden, seguridad, respeto y confianza. Y es precisamente el rol del Derecho y de la autoridad garantizar las condiciones que nos permitan la convivencia pacífica dándonos seguridad, poniéndole coto a nuestros prejuicios, protegiendo nuestra libertad, y permitiéndonos creer, crear y confiar. Sueño con una autoridad firme dentro de la ley; que le diga NO a la violencia y SÍ a nuestra libertad. Sueño con reglas consensuadas entre todos para vivir y resolver nuestras diferencias en paz, que nos permitan saber que ningún poder prima sobre nuestra dignidad, ninguna autoridad sobre la persona humana, ninguna forma sobre el contenido ni la fuerza bruta sobre nuestra libertad.

Sueño también con una sociedad donde los ciudadanos confiamos en el otro. Sueño que aprendemos a valorarnos por nuestra condición de personas, por nuestras ideas, por nuestros sueños de ser ciudadanos del primer mundo, por la humildad de quien sabe que todavía falta mucho por hacer y que ve en los demás una fuente inagotable de estima y aprendizajes. Sueño con empresarios que piensan en el Perú primero y no solo en la utilidad del ejercicio. Y es que actuar en función del país supone ir más allá del análisis financiero de corto plazo o de una coyuntura económica que nos lleve al conformismo. Supone pensar en cómo construir una institucionalidad real para impactar en la gobernabilidad teniendo a la persona humana, al ciudadano, como nuestro norte. 

A diferencia de la lógica del mendigo, enfocada en minimizar pérdidas o esperar la timba, hoy sales al mercado a ganar, confiando en tus capacidades distintivas para resolverle problemas y necesidades a la gente. De la empresa de la supervivencia transitamos a la empresa motor del desarrollo nacional que crea riqueza, que confía e inspira confianza. Mi sueño es que también los peruanos soñemos a largo plazo. Porque con lo creativos, alegres y trabajadores que somos, si soñamos a largo plazo estaremos dándole cabida a otras generaciones de peruanos que aún no conocemos y a quienes también nos debemos. 

Para pensar juntos en el futuro necesitamos quitarnos las ataduras que nos impiden sumar. Tenemos que estar dispuestos a trabajar en conjunto, sectores público y privado, al interior del Estado y entre el propio sector privado, en la sociedad civil y la academia. Cada quien cumpliendo su rol. Por eso, lograr la articulación del niño a la escuela, del joven pandillero al mercado laboral, del artesano al circuito de la moda, del pequeño productor al mercado global y del profesional a la empresa, contribuye a erradicar muchas causas de los atrasos que hoy aún nos aquejan. 

Sí hay fundamentos para soñar

Así como nadie imaginó hace 20 años todos los logros que hemos tenido en el Perú, creo que hoy tenemos fundamentos para soñar y sentir alegría de quiénes somos y orgullo de todo lo compartido en estos últimos años. ¿Se imaginan cuánto más rápido andaríamos si tuviésemos un horizonte compartido? ¿Cuánta energía nos ahorraríamos si supiésemos escucharnos, compartir y contrastar distintas visiones del futuro, pero teniendo como base la dignidad y libertad humana? ¿Se imaginan el horizonte que le daríamos a nuestros jóvenes si supiesen hoy qué carreras serán las más demandadas en 10 y 20 años? Solo si compartimos hacia dónde vamos podremos sumar esfuerzos para encaminarnos libremente a un objetivo común. 

Hace 40 años, desde aquí, nos invocaron a tener un horizonte de largo plazo. En la CADE 1972, el ingeniero Walter Piazza Tangüis fue uno de los primeros peruanos en destacar la necesidad de una visión de futuro, y su invocación no solo sigue vigente sino que ha llegado su tiempo: es urgente. Por años, hemos postergado algunos problemas y hemos olvidado. Es que de alguna manera un enfoque de resultados a corto plazo no da cabida para abordar aspectos estructurales que requieren un horizonte mayor de acción, como la prevención de la conflictividad social, la calidad de la educación, la lucha contra el narcotráfico o la confianza en la autoridad judicial. El largo plazo se construye día a día –qué duda cabe–, pero ello no significa que sea la simple suma de cortos plazos.

Hoy afirmamos la esperanza de un Perú mejor, de una sociedad más justa, más libre, más pacífica y más solidaria. Un Perú con futuro. Un Perú que sabe quién es: un país diverso, integrado al mundo, con ciudadanos dueños de su destino, dispuestos a competir, que forjan un futuro con raíces. Veo ese Perú que juntos estamos forjando y que se yergue orgulloso, fuerte, tierno, dándole cabida a todos. Por eso, sueño con un Perú que haya desterrado a Pepe el Vivo, al perro muerto y la criollada y que dé cabida a la tolerancia, la justicia y la solidaridad. Sueño con un Perú en el que el futuro está en manos de los peruanos y no en esperar encontrar Dorados o bancos inexistentes. 

Un Perú en el que la paradoja del mendigo desaparece cuando este desarrolló tanta autoestima que ya no se preocupa del banco sino de sus propias capacidades porque sabe que la riqueza está en sí mismo. He compartido mi sueño. Ustedes tendrán también los suyos. En algunas partes nuestros sueños conversarán, en otras se diferenciarán. Lo importante de soñar es comenzar a crear una ilusión compartida que ponga a nuestro querido Perú en movimiento. Nuestra imaginación es el único límite de lo que vamos a poder alcanzar. Los invito a soñar.