UPAO

sábado, 24 de diciembre de 2011

COOPERATIVA SAN LORENZO LLEVÓ CHOCOLATADA A NIÑOS DE VIRÚ

Free Image Hosting at www.ImageShack.us
El Gerente de Negocios, Jorge Agreda Callegari, que encabezó esta actividad dijo que esta es una muestra de cómo la cooperativa busca la integración de las familias llevando alegría a quienes componen una parte importante de ellas y que demuestran con su sonrisa la alegría que debe haber en cada hogar.

Como la navidad es época para demostrar el espíritu generoso con los niños, los principales actores de esta fiesta, la cooperativa San Lorenzo llevó alegría a los niños de la provincia de Virú y alrededores, departiendo con todos ellos una chocolatada y juguetes para 300 niños que se dieron cita en la agencia de la institución ubicada en la plaza de armas de Virú.

El Gerente de Negocios, Jorge Agreda Callegari, que encabezó esta actividad dijo que “esta es una muestra de cómo la cooperativa busca la integración de las familias llevando alegría a quienes componen una parte importante de ellas y que demuestran con su sonrisa la alegría que debe haber en cada hogar, como son los niños a quienes debemos siempre cuidar y velar por su bienestar”.

Los pequeños que se dieron cita, acompañados de sus padres, salieron contentos con los juguetes y los Cds, que contienen los villancicos navideños preparados especialmente para la ocasión, y que recibieron de manos de los funcionarios y trabajadores que departieron con todos ellos. Finalmente Agreda Callegari invocó a los padres de familia reunidos en la sede que dediquen tiempo y esfuerzo a sus niños.

“No solo porque representan el futuro de la sociedad, sino porque, más adelante, velarán por sus padres, sobre todo por aquellos que supieron guiarlos por el sendero correcto, y que mejor que ustedes como padres cumplan con ese deseo de sus pequeños”, manifestó.

CAJA TRUJILLO HACE POSIBLE SUEÑOS DE NIÑOS DE CENTRO POBLADO ALTO TRUJILLO

Free Image Hosting at www.ImageShack.us
La jefa de Responsabilidad Social de Caja Trujillo, Mitzi Jácobo Fernández, destacó el impacto que tendrá la actividad realizada por los voluntarios en la mejora de la calidad de vida de los beneficiarios, quienes hasta un día antes de la actividad no tenían un ambiente adecuado para estudiar.

El regalo de Navidad para el Barrio 1A del Centro Poblado Alto Trujillo llegó por adelantado. Un promedio de 100 miembros del Voluntariado Corporativo de Caja Trujillo “Sumando Voluntades” se encargaron de dibujar más de una sonrisa en los menores del Pronoei “Mis Capullos”. Los voluntarios, en un soleado día de trabajo, construyeron e implementaron los ambientes donde estos menores podrán estudiar con total tranquilidad y en condiciones adecuadas para su edad. Ahora cuentan con tres aulas, servicios higiénicos y juegos recreativos, implementadas con sus respectivas mesas y sillas.

Todo esto, construido totalmente por los voluntarios de Caja Trujillo, quienes se unieron el último domingo y con brochas, martillos, palanas y demás herramientas, trabajaron en equipo para empezar a construir los sueños de estos niños, cuyas edades oscilan entres los 3 y 5 años. Estas campañas forman parte del programa de Responsabilidad Social que Caja Trujillo ha puesto en marcha a nivel nacional, convirtiéndose en la única caja municipal del país en liderar este tipo de acciones que contribuyen al desarrollo de las comunidades donde está presente, y que de alguna forma, sirven para paliar la pobreza.

Este es el compromiso asumido por el actual Directorio y la Gerencia Central Mancomunada de la institución, principales impulsores de estos proyectos. La jefa de Responsabilidad Social de Caja Trujillo, Mitzi Jácobo Fernández, destacó el impacto que tendrá la actividad realizada por los voluntarios en la mejora de la calidad de vida de los beneficiarios, quienes hasta un día antes de la actividad no tenían un ambiente adecuado para estudiar, pero que gracias al apoyo de la entidad, ahora tienen garantizado el acceso a la educación.

A partir de enero, los ambientes serán utilizados para el programa de vacaciones útiles, y a partir de marzo, se utilizarán para el normal desarrollo de las clases diarias. “El objetivo de nuestras acciones de voluntariado es ayudar a las personas a tener mejores condiciones de vida, que el acceso, en este caso, a la educación sea en una forma más justa. Los voluntarios de Caja Trujillo hemos sumado esfuerzos para hacer realidad el sueño de estos pequeños, quienes por sus condiciones económicas no tenían asegurado un lugar idóneo para estudiar”, afirmó Jacobo Fernández.
Free Image Hosting at www.ImageShack.us
“Cuando hemos llegado al lugar encontramos solo arena, y lo hemos dejado al menos un poco diferente, con instalaciones más adecuadas para que los niños puedan estudiar y cambiar su futuro”, agregó. Seguidamente resaltó que con esta actividad, la institución microfinanciera inicia las acciones de voluntariado corporativo, que a partir del próximo año se realizarán a nivel nacional; de esta forma, Caja Trujillo inicia su etapa de voluntariado corporativo.

“Nuestra primera acción la hemos realizado en Trujillo, ciudad donde nació nuestra institución; pero, a partir del próximo año, extenderemos nuestras acciones a las demás zonas donde estamos presentes. Hoy hemos movilizado a 100 voluntarios, esperamos que a partir del próximo año sumemos más voluntarios, y así formemos una gran red de personas dispuestas a ofrecer su tiempo, sus habilidades y destrezas a favor de las comunidades que nos necesitan”, anotó.

Por su parte, la representante del Pronoei “Mis Capullos”, María Valle, agradeció el apoyo recibido por parte de Caja Trujillo, que a través de sus voluntarios han permitido que los niños del Barrio 1ª de Alto Trujillo cuentan con infraestructura para poder recibir sus clases. “Cuando nos dijeron lo que iban a realizar en nuestra zona, primero no lo creímos, pero después empezamos a trabajar juntos para que este sueño se haga realidad”, reveló.

“Me da una alegría inmensa ver las aulas, los juegos para mis niños. Hemos visto el trabajo que han realizado los voluntarios de Caja Trujillo, a quienes solo nos queda agradecer por todo lo que han hecho por nosotros, por nuestros niños de Alto Trujillo. Ahora ya tenemos asegurado el lugar para dictar las clases, y ningún niño se quedará sin estudiar”, concluyó.

TRABAJADORES DE HIDRANDINA LLEVARON REGALOS A NIÑOS POBRES DE CHEPÉN

Free Image Hosting at www.ImageShack.us
En representación de los donantes, el CPC. Carlos Zavaleta Benites, ofreció que el próximo año regresara a los citados poblados para continuar apoyando a los niños pobres y aprovechó la oportunidad para pedir que Dios ilumine los hogares de todos los niños y reine la paz en el Mundo.

Trabajadores de la empresa eléctrica Hidrandina, llevaron regalos a niños pobres de las zonas deprimidas de la provincia de Chepén, con motivo de la celebración de Navidad, entregando juguetes, pelotas, panetones, globos, chocolates y caramelos para niños de dos centros educativos de esos lugares. Los primeros beneficiarios fueron 50 alumnos de educación inicial del Centro Educativo 1830, ubicado en el centro poblado Huaca Blanca Baja, quienes muy contentos y agradecidos,  recibieron sus regalos.

Allí la directora de la citada escuelita, Prof. Jenny Hernández Carrillo, agradeció el gesto de los colaboradores de Hidrandina, quienes donaron dinero para adquirir los regalos ofrecidos a los citados niños. En la institución educativa Santa Victoria, ubicada en el Centro Poblado del mismo nombre, se entregaron similares regalos a más de 60 niños que estudian primaria, entre hombre y mujeres. También se divirtieron con el Show Infantill de Marie y el Papa Noel.

Por su parte, la directora del centro educativo, Prof. Cecilia Coronado Rodas, agradeció a los trabajadores de Hidrandina, quienes por segunda vez, realizaron esta labor de proyección social en beneficio de niños de zonas alejadas de Chepén. En representación de los donantes, el CPC. Carlos Zavaleta Benites, ofreció que el próximo año regresara a los citados poblados para continuar apoyando a los niños pobres y aprovechó la oportunidad para pedir que Dios ilumine los hogares de todos los niños y reine la paz en el Mundo.