UPAO

viernes, 20 de octubre de 2017

La mezquindad nunca es buena consejera

Por si no lo recuerda señor Valdez Farías, las gestiones se iniciaron en el año 2010, cuando ejercía como Presidente Regional el Ing. José Murgia Zannier, quien fue el que convocó la participación de las empresas privadas Minera Barrick Misquichilca S.A. y Backus para que financien esta obra.

Por: José Alayo Chinchayán

Como se conoce, el día de hoy se realizó la ceremonia de inauguración de la flamante Escuela de Suboficiales de la Policía Nacional del Perú, obra ansiada durante muchos años y que permitirá que nuestros jóvenes puedan acogerse a las ventajas que les brinda el Estado Peruano para quienes postulen a dicha institución; hasta ahí, todo bien.

Sin embargo, me comentan que durante la ceremonia -a la que por cierto no acudió el Jefe de Estado, a pesar que se había anunciado su presencia- el gobernador regional se deshizo en elogios a su antecesor Cesar Acuña, endilgándole todos los méritos en la concretización de dicha obra; lo cual, no se ciñe a la verdad.


Por si no lo recuerda, o no se lo contaron señor Valdez Farías, las gestiones se iniciaron en el año 2010, cuando ejercía como Presidente Regional el Ing. José Murgia Zannier, quien fue el que convocó la participación de las empresas privadas Minera Barrick Misquichilca S.A. y Backus para que financien esta obra, bajo la modalidad de Obras por Impuestos, lo que posteriormente derivó en la elaboración de los estudios, el expediente técnico y la obtención del código SNIP que demandó tres años u promedio de tres años.

Fue así que el 24 de setiembre del 2013 se otorgó la Buena Pro para la construcción de la Escuela Policial al consorcio integrado por Unión de Cervecerías Backus y Jhonston, Minera Barrick Misquichilca, Compañía Minera Poderosa y Banco de Crédito del Perú.
La decisión del grupo de trabajo se tomó después de la apertura del tercer sobre con la propuesta económica, por un monto de 33 millones 542,344 nuevos soles, en acto que contó con la presencia de los miembros del comité presidido por Napoleón Vilca García.

Lo que ocurrió posteriormente fue absolver ciertas observaciones que fueron dilatando el inició de la obra, las mismas que fueron resueltas durante la gestión del Sr. Acuña Peralta. En síntesis señor gobernador, me parece de muy mal gusto tratar de endilgarse réditos políticos ajenos, porque la mezquindad no es precisamente una virtud, sino todo lo contrario. Además, le recuerdo que usted es gobernador regional de toda la región La Libertad, y no de un grupo político especifico.

Para culminar, le recuerdo también que existen ciudadanos y entidades respetables que pueden dar fe de lo que expongo, como el Grupo Empresarial por La Libertad (presidido en ese entonces por Don Winston Barber Irigoyen); Proinversión (que según me comentan, tampoco fue mencionada en la ceremonia de hoy), la Cámara de Comercio y Producción; Minera Barrick (que en ese tiempo estaba representada por el Sr. Carlos Cabanillas y nuestro recordado amigo Alejandro Sánchez Lara), entre otros distinguidos personajes que pusieron su granito de arena.


PD: Adjunto una nota informativa que seguramente le ayudará a refrescar la memoria: