UPAO

jueves, 14 de junio de 2018

IPD distingue a nadadores trujillanos que destacaron el Juegos Odesur

Andrea Hurtado fue quien le dio la primera medalla de oro a Perú en Cochabamba y ahora se prepara para los Juegos Olímpicos de la Juventud Buenos Aires 2018 que se realizará en octubre y el sudamericano en Trujillo. Mientras Jessica Cattaneo tendrá un selectivo sudamericano y el Sudamericano Absoluto Primera Fuerza Trujillo 2018.

Tras sus logros en los últimos Juegos Odesur realizados en Cochabamba (Bolivia) cinco nadadores de la selección peruana que radican en Trujillo fueron distinguidos por el IPD La Libertad. Dicha ceremonia se realizó en la Sala Vip con presencia de Jean Ferrari Director Nacional de Deporte y Recreación del IPD, Juan José Fort Presidente del IPD liberteño, Anabel Pérez Asseo administradora de la Piscina Olímpica Sede Trujillo FDPN y Aldo Murakami Director Técnico de selecciones de la FDPN. 

Los distinguidos fueron:

  • Andrea hurtado (oro 200 espalda bronce 4x 200 libre y bronce 4x100 combinado)
  • Jessica Cattaneo(bronce 4x200 libre y bronce 4x100 combinado
  • Joaquín Vargas, Miguel Zavaleta, María Gracia Torres y Luis Guidada Díaz( entrenador), todos ellos de los registros del Golf Country, Club que tambien fue reconocido por estos logros que recayó en José Luis Neira Director de Natacion del Country. 

Cabe destacar que Andrea Hurtado fue quien le dio la primera medalla de oro a Perú en Cochabamba y ahora se prepara para los Juegos Olímpicos de la Juventud Buenos Aires 2018 que se realizará en octubre y el sudamericano en Trujillo. Mientras Jessica Cattaneo tendrá un selectivo sudamericano y el Sudamericano Absoluto Primera Fuerza Trujillo 2018 a realizarse en noviembre. Perú obtuvo en total 92 preseas en Bolivia: 22 medallas de oro, 29 de plata y 41 de bronce. Este registro supera en gran cantidad a las 40 preseas obtenidas en Santiago 2014.

Identifican riesgos en Área de Neonatología del Hospital Belén

La Contraloría, a través de las Orientaciones de Oficio, toma conocimiento de la presencia de situaciones que pueden conllevar a la gestión a incurrir en errores, omisiones o incumplimientos en el desarrollo de una o más actividades de un proceso en curso con la finalidad de advertir los riesgos y que la entidad pueda subsanarlos.

La Contraloría General de la República realizó una visita de inspección al Área de Neonatología del Hospital Belén de Trujillo, en el departamento La Libertad, para verificar el cumplimiento del Reglamento de Establecimientos de Salud y Servicios Médicos de Apoyo, así como el expediente técnico del servicio de mantenimiento.

Durante el control y la revisión de la información, se detectaron algunos riesgos que fueron plasmados en la Orientación de Oficio N° 00735-2018-CG/GRLIB, la cual fue notificada al Gobierno Regional de La Libertad, a cargo de ejecutar este servicio, para que la valore y adopte las medidas correctivas pertinentes.

Asimismo, la Orientación de Oficio se encuentra publicada en el portal institucional www.contraloria.gob.pe, conforme lo dispone la nueva Ley de Fortalecimiento de la Contraloría y del Sistema Nacional de Control en aras de la transparencia y el acceso a la información.
Situaciones adversas:

  • El techo de los ambientes que están destinados como depósitos, presenta filtraciones de agua proveniente de las lluvias, ocasionando que los equipos médicos sean trasladados a los pasadizos, generando el riesgo de mala manipulación y deterioro, además de obstruir las rutas de evacuación.
  • El humedecimiento de las planchas drywall, con las que está construida el Área de Neonatología, ocasionó el colapso parcial de muros, incluyendo el falso techo. Además, existen otras partes del ambiente que podrían caerse, afectando la integridad de las personas que transitan por el lugar.
  • Los ambientes destinados para el personal del servicio de Neonatología no están siendo utilizados, debido a que la rampa de acceso presenta colapso parcial de su falso techo, limitando la circulación de las personas.
  • La Dirección del Hospital Belén informó en varias oportunidades al Gobierno Regional de La Libertad sobre el colapso del falso techo y otras deficiencias en el servicio de mantenimiento, pero no fueron atendidos oportunamente. Esto genera que la entidad tenga mayores gastos para efectuar las reparaciones al haberse vencido la garantía del proveedor.

Este servicio de mantenimiento se realizó mediante el contrato N° 10-2016-GRLL–GRA con la empresa SEMAFAFJ S.A.C., y fue ejecutado en el tercer y cuarto nivel del Área de Neonatología. Los trabajos consistieron en colocar techo en los módulos de tópico y almacén, una rampa, construcción de salas de reuniones, vestidores, dormitorios de descanso, servicios higiénicos, entre otros. 

La Contraloría, a través de las Orientaciones de Oficio, toma conocimiento de la presencia de situaciones que pueden conllevar a la gestión a incurrir en errores, omisiones o incumplimientos en el desarrollo de una o más actividades de un proceso en curso con la finalidad de advertir los riesgos y que la entidad pueda subsanarlos.

Explican alcances de primeras intervenciones para modernizar Salaverry

El dragado se hará en las áreas de acceso al muelle y en la zona de maniobras de las naves, de forma que de 9.5 metros de profundidad pase a tener 12.5 metros, debiendo concluirse estos trabajos en el próximo verano de tal manera que para el primer semestre de próximo año arribe el primer buque portacontenedores.

Funcionarios del Grupo Tramarsa explicaron al gobernador regional de La Libertad, Luis Valdez Farías, los alcances básicos de la concesión del puerto Salaverry y las principales intervenciones que se harán durante los primeros seis meses orientadas a su modernización. Valdez señaló que la concesión del terminal portuario la dotará de nueva infraestructura especializada en el movimiento de carga en contenedores, aumentando su capacidad de almacenaje de granos y de transporte de minerales y carga para la agroexportación.

Diego Cassinelli, gerente corporativo de Ingeniería de Tramarsa, dijo que entre las intervenciones figuran primordialmente el dragado del puerto hasta llegar a 12.5 metros de calado para el normal acoderamiento de las embarcaciones de gran tonelaje. Los trabajos se efectuarán desde el próximo mes de diciembre hasta febrero del año entrante. El dragado se hará en las áreas de acceso al muelle y en la zona de maniobras de las naves, de forma que de 9.5 metros de profundidad pase a tener 12.5 metros, debiendo concluirse estos trabajos en el próximo verano de tal manera que para el primer semestre de próximo año arribe el primer buque portacontenedores.

“Una vez alcanzada tal profundidad estaremos garantizando el normal mantenimiento de las operaciones marítimas de manera adecuada y sostenida”, dijo el funcionario de Tramarsa. Pero también será fundamental la reparación de las defensas del muelle, la reparación de los puntos de amarre de las naves en el muelle y además la instalación de equipos de asistencia para mejorar ostensiblemente los servicios marítimos, explicó. La concesionaria debe invertir 228 millones de dólares, en cinco etapas.

Las inversiones obligatorias serán en las etapas 1 y 2, con 102 millones de dólares. Esta inversión será para ensanchar y ampliar los dos muelles actuales para que puedan recibir naves de gran tonelaje, además de almacenes y losas para contenedores, graneles y minerales. En las otras tres etapas se invertirá 126 millones de dólares para ampliar la capacidad de atención de naves y carga, estando esto sujeto a indicadores de demanda. Este proyecto, que fue una de las prioridades de gestión del Gobierno Regional de La Libertad, ayudará a dinamizar la economía del norte peruano, contribuyendo al desarrollo del comercio exterior y la generación de empleo directo e indirecto.

Las intervenciones están comprendidas en el proyecto “Modernización del Terminal Portuario Multipropósito de Salaverry”, concesionado a TRAMARSA por 30 años con la obligación de modernizar la infraestructura existente de tal manera que se maneje con altos estándares de calidad, impacte en toda la zona de influencia (La Libertad, Ancash, Cajamarca y Lambayeque) y contribuya a la generación de empleo directo e indirecto y dinamice la economía regional y nacional.