UPAO

sábado, 13 de junio de 2015

FIRMAN COMPROMISO PARA ERRADICAR TRABAJO INFANTIL EN CALLES DE TRUJILLO

Ministra Marcela Huaita destacó que Municipalidad de Trujillo vaya a destinar presupuesto para programas contra este problema. Tras el anuncio, la ministra encabezó un pasacalle por el centro de la ciudad de Trujillo para hacer un llamado no solo a las autoridades, sino, sobre todo, a los padres y madres para unir esfuerzos contra esta problemática. 

La ministra de la Mujer y Poblaciones Vulnerables (MIMP), Marcela Huaita, y el alcalde provincial de Trujillo, Elidio Espinoza, suscribieron un acta de compromiso para la erradicación del trabajo infantil en la citada localidad, en el marco de las actividades del sector por la conmemoración, este 12 de junio, del Día Mundial contra el Trabajo Infantil. La titular del MIMP destacó la voluntad de la autoridad local por acabar con este problema pues anunció que destinará una partida presupuestal a programas que permitan sacar a niños, niñas y adolescentes de las calles.

Tras el anuncio, la ministra Huaita encabezó un pasacalle por el centro de la ciudad de Trujillo  para hacer un llamado no solo a las autoridades, sino, sobre todo, a los padres y madres para unir esfuerzos contra esta problemática. “Los padres de familia deben cumplir su rol proveedor y protector, muchas veces suponen que sus hijas e hijos se encuentran solo haciendo unos extras o cachuelos para aportar a la casa y no saben por los peligros que pasan a diario”, comentó.

El programa nacional Yachay del MIMP ha identificado en Trujillo a más de 200 niños, niñas y adolescentes trabajadores, que se dedican a actividades de alto riesgo como el reciclaje, limpieza de nichos, venta de caramelos y carretilleros, las cuales no solo atentan contra sus derechos fundamentales sino que además ponen en peligro su salud física y mental, quitándoles oportunidades de desarrollo. En la Ciudad de la Eterna Primavera, Yachay cuenta con tres centros donde brinda ayuda a los menores, de los cuales el 98% trabaja en la calle.
El 2% se dedica a la mendicidad y 85% tienen menos de 15 años. El deterioro del vínculo familiar, la violencia y alcoholismo son los principales problemas que afrontan. Asimismo, se ha identificado una migración temporal de estos menores, que se trasladan desde Otuzco (La Libertad) y San Marcos (Cajamarca), en los meses de diciembre a enero para realizar comercio ambulatorio.

Ante esta situación, el MIMP logró otorgar partida de nacimiento y DNI a todos sus beneficiarios, y que el 45% de los menores vuelvan al colegio. Un alto porcentaje de la población atendida culminó la escuela. La titular del MIMP también resaltó la próxima implementación de un programa de voluntariado juvenil por parte de la MPT y anunció que el sector ha creado recientemente una Dirección Nacional de Voluntariado, la cual ha sido promovida por el presidente Ollanta Humala Tasso, con el fin de impulsar las acciones solidarias de los jóvenes a favor de las poblaciones vulnerables.

Entre enero y abril, Yachay atendió a 4 mil 987 niños, niñas y adolescentes en situación de calle, en todo el país. De esta cifra 500 dejaron de trabajar en las calles, y 250 volvieron a las aulas escolares, y cuatro mil 108 siguieron estudiando. Según la Organización Internacional del Trabajo (OIT) el Perú es el segundo país (después de Brasil) con más trabajo infantil, el cual  se incrementa en las comunidades indígenas y zonas rurales (58.7%), con niños de muy corta edad.